18.8.10

Te quiero, hoy lo he vuelto a notar. Ha sido, como siempre pasa, solo un momento pero se ha quedado conmigo el resto del día. Aún no se como llevar esto así que improviso a menudo pero se que cuando tú sonríes se encienden las luces. Todavía no sé que luces, pero sé que se encienden. Para mi decir esto es un acto revolucionario pero es que fue una suerte encontrarte. Asusta un poco esto de decirte que amo cada una de tus contradicciones, que me pones la piel de gallina cada vez que te me acercas, que odio cuando hay gente y no te puedo desnudar. Así es. Estoy enamorado de ti, cada puto centímetro de mi piel está enamorado de ti pero si te fueses sobreviviría. Al final cuando alguien te deja toca hacer la mudanza y tienes que tener cuidado de no mirar mucho lo que empaquetas, que los recuerdos duelen a posteriori tanto como el primer día. Cuanto antes lo hagas mejor. Cuanto menos te impliques mejor. Aprendí a deshacerme de todo lo que pesa y a hacer de ese proceso algo menos doloroso.

No hay comentarios: