30.9.10

Debería estar, por lo menos, enfadada consigo misma. Por borde. Por esa manía de estar tanto tiempo sola. Debería dejar de reconciliarse tanto y empezar a caerse mal. Justo como me cae a mi, mal. Es como cuando me decía: “mira bonito, que hoy estoy ingobernable” y le daba por no ir a clase, no aparecer por casa. La verdad es que nunca soporté a esa cría malcriada llena de pretensiones, me pone nervioso. Es el tipo de tía que te descuartiza y lo hace sin dejar de sonreírte en ningún momento. Y a mi me pasa que no puedo estar más de siete minutos y medio con ella sin recrear mentalmente como sería tenerla siempre. Tengo que irme antes. Pero es que nosotros hacíamos el amor de manera distinta. Como si estuviésemos en un lugar con poca gravedad o hubiésemos tomado una especie de jarabe raro (o eso decía ella). Es casi obsceno decirlo pero estoy enamorado, cada puto centímetro de mi piel la pide. Estoy enganchadísimo y lo que no sé es como coño decirle que la odio, que lo último que quiero es (no) volverla a ver.

7 comentarios:

willy dijo...

:D me guuusta, te llamare tontaca!
buen punto de vista

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

;D

¡Demonios de cría apetecible!

:):

Ananita87 dijo...

Siempre es bonito tener esa sensación de contradicción con alguna persona especial. Roza la locura, pero sin esas personas la vida perdería intensidad.

Me ha gustado mucho el texto...de hecho, no hay día que actualices que no me tengas por aquí.

Gracias

Miqui Brightside dijo...

aaah el título me suena de haberlo leído en otro sitio

"uf?" por qué?

Ardid dijo...

Todos lo sabemos: hay una fina línea que separa el amor del odio.

Nana dijo...

Uii, muy bonito! es corto pero explica todo! Me a gustado mucho! No pude leer tus ultimos escritos peor me he puesto al dia y los he leido todos... y me encantan! epsero que cuelgos pronto algo, tengo mono de ti!
Un beso con sabor a castañas:)

un vagabundo dijo...

Buf... Realmente es una gran putada amar con todas tus fuerzas y odiar, también, con todas tus fuerzas a alguien... Es de esas típicas situaciones en las que la impotencia te acorrala y no puedes hacer más que pedirte explicaciones a ti mismo y odiarte por no encontrarlas... Me ha gustado tu manera de explicarlo. Como tu estilo, gracioso, vivaz, pero a la vez con un deje triste y jodido en las palabras...